“WantYou “WantYou

Los puntos básicos para medir efectivamente la productividad desde el home office.


Desde hace tiempo se hablaba del home office como una de las alternativas para mejorar el rendimiento en el trabajo, pero actualmente las condiciones de la pandemia a nivel mundial han hecho que no sea una opción a considerar solamente, sino una práctica inevitable.

Las empresas comenzaron a adoptar esta forma de laborar porque por una parte les ayudaba a reducir costos, y por otro, varios estudios indican que causa una mayor satisfacción en el trabajador, lo que a largo plazo deriva en un mejor rendimiento y una disminución en la rotación de personal, situación que también trae una cantidad de costos que recaen directamente en la empresa. Reduciendo también costos directos en la empresas.

Una de las principales preocupaciones de quienes han tenido que aplicarlo, son el rendimiento y el compromiso que los empleados tendrán lejos de la empresa. ¿Será posible entonces medir el nivel de productividad en esta forma de trabajo? La respuesta es SÍ.

Hay varios puntos a considerar para que el home office se convierta en una forma altamente productiva de trabajo. Primero, como empresa es importante tener en cuenta la cultura organizacional, el perfil de los colaboradores y el nicho de la compañía. Siempre que tengan claros estos puntos podrán diseñar las mejores estrategias que se adapten a las metas de su negocio.

Es primordial definir qué tipo de colaboradores pueden implementar el home office, considerar las actividades que realizan y las necesidades de la compañía, así como establecer objetivos bien definidos, con metas claras. Por supuesto, también requiere de las políticas básicas como el horario de trabajo y las fechas de entrega. Otras opciones que sirven para tener una buena comunicación con los colaboradores es realizar reuniones periódicamente.

Ahora, ¿cómo podemos medir la productividad y saber que está funcionando? Se pueden establecer métricas desde un inicio, lo que permitirá hacerle saber a los empleados qué es lo que se espera como resultado de su parte. Pero además de las medidas internas que se generen para verificar el funcionamiento, también pueden echar mano de la tecnología. Actualmente existen varios softwares, que sirven para gestionar tareas, horarios, medición de proyectos, e incluso para obtener informes detallados acerca de los niveles de actividad y productividad de cada empleado.

Este tipo de herramientas sirven no solamente para verificar el avance del trabajo o proyectos, sino para realizar un mejor acompañamiento, es decir, los gerentes podrán delegar más trabajo pero al mismo tiempo podrán estar cerca para analizar el proceso y resultados.

Lo más importante de las actividades, es que generen valor a los procesos procedimientos y/o resultados, las mediciones deben de ser continuas con valores claros y definidos en un tiempo determinado. Estos puntos ayudarán a cualquier empresa, área y colaborador a saber que están haciendo, qué pueden mejorar.

Es muy importante que como empresa proporciones herramientas a tus colaboradores, ya que permitirá no sólo medir su trabajo, sino que mantengas una estrecha comunicación con ellos para saber qué está funcionando y qué no en tu plan de trabajo. Lo mejor de hoy en día es que cada vez existen más plataformas digitales que pueden ayudarte a tener un control especifico de diversos procesos, aprovecha la apertura digital y mueve a tu empresa y colaboradores al siguiente nivel.

Artículo WantYou 2020









s